Debido al constante contacto con el paviemento, las llantas de los carros se desgastan y sufren deterioro, aunque diversos motivos influyen en ello.

Para poder conocer sus razones exactas, es preciso observar las características del desgaste en las llantas.

Según sus características, la forma y la posición del deterioro, se pueden clasificar distintos tipos de desgaste.

Cada tipo de desgaste de la llanta brinda orientación sobre los motivos que generan el deterioro.

En Autolub te contamos cuáles son los tipos de desgaste de llantas más comunes y sus principales motivos.

 

El desgaste de las llantas del carro

El cuidado de las llantas es fundamental para poder garantizar la seguridad del carro, de sus acompañantes y los demás conductores.

Sin embargo, con el correr del tiempo las llantas tienden a sufrir deterioros causados por distintos motivos que es preciso conocer.

Por el aspecto de las llantas te podés dar cuenta de imperfecciones del carro que debés corregir para mejorar la conducción y evitar los deslizamientos.

Cabe mencionar que las llantas deben cumplir con la medida de profundidad adecuada según la normativa de tránsito y seguridad estipulada en cada país.

 

En Autolub somos especialistas en calidad de llantas, contamos con diversas marcas para que podás elegir el mejor rodado para tu vehículo. ¡Reservá cita para tu próximo servicio!

 

¿Qué tipos de desgaste existen y cuáles son sus motivos?

Según las anomalías que tenga el vehículo, éste puede ocasionar distintos tipos de desgaste en sus llantas.

 

Identificar los motivos que generan el desgaste de la llanta es fundamental para poder corregir el problema de raíz y evitar complicaciones futuras.

 

A continuación te presentamos los distintos tipos de desgaste de llantas que existen y sus principales motivos:

 

Desgaste irregular

 

Cuando las llantas presentan un desgaste irregular en las distintas partes de la banda de rodadura puede deberse a varios motivos.

Entre ellos se encuentran la presión de aire incorrecta en los neumáticos, la falta de alineación y balanceo o problemas en la suspensión del carro.

Generalmente los problemas de amortiguación o alineación/balanceo provocan un desgaste irregular con alisamiento en los surcos de las llantas donde drenan el agua.

Otras causas de desgaste irregular pueden ser fallas en los frenos ABS, bloqueo de frenos o contaminación en la rodadura con agentes químicos.

 

Desgaste de hombros

El desgaste de hombros se caracteriza por la depresión de la nervadura en profundidades de la banda de rodamiento y alrededor de la circunferencia de la llanta.

Entre los motivos posibles se encuentran las desviaciones laterales, defectos de los amortiguadores, malos montajes de las ruedas y problemas de equilibrio.

Cuando los hombros se desgastan más en la parte central de la banda, puede tratarse de baja presión de inflado o demasiada carga para el carro; mientras que en bordes exteriores o interiores puede deberse a una falta de alineación.

Si el desgaste es unilateral, puede ser por una imperfección en el ángulo de caída y en la dirección de neumáticos. Lo ideal para estos casos es llevar el carro a un taller especializado para efectuar la rotación de llantas o directamente, el reemplazo de las mismas.

 

Desgaste en centro

 

El desgaste en el centro de la llantas se define como una depresión circunferencial de la nervadura central de la banda de rodamiento.

Las principales causas son el subinflado con sobrecarga, cojinetes de ruedas sueltos, condiciones de transporte en vacío a gran velocidad o amortiguadores con defectos.

Principalmente se debe comprobar si las presiones de aire son adecuadas al tipo de carga y si existen piezas que estén desgastadas.

Para eso es preciso consultar al manual del vehículo para poder hacer corresponder la presión de aire recomendada por el fabricante del carro.

 

Desgaste diagonal

El desgaste diagonal de la llanta se observa en forma de manchas oblicuas localizadas o a lo largo de la circunferencia de la rueda.

Si bien puede presentarse en distintas partes de la banda, aparece generalmente como desgaste localizado en la posición trasera izquierda por el plano inclinado de la carretera.

Entre las posibles causas se encuentra la desalineación, el desequilibrio, piezas sueltas, excentricidad radial o lateral.

En la revisión se debe comprobar si las piezas están mal montadas o desgastadas, lo cual se corrige invirtiendo el sentido de las llantas o reemplazándolas.

 

Desgaste en la copa

El desgaste en la copa consiste en un deterioro en partes localizadas, en talones alternos o profundidades de banda alrededor de la llanta.

Se trata de depresiones o copas en la banda de rodadura que indican problemas de suspensión, dado que las llantas no absorben adecuadamente los impactos al pasar por superficies irregulares.

Sus causas pueden deberse a la presión del inflado o diámetros de llantas que no coinciden, o por componentes de la suspensión deteriorados.

Cuando eso sucede es fundamental consultar en un taller especializado, para comprobar o descartar un problema mecánico importante.

 

¿Cuáles son las llantas que sufren mayor desgaste?

El desgaste de las llantas depende del tipo de tracción que tenga el carro, si es tracción delantera, trasera o de las cuatro ruedas.

Para los vehículos con tracción delantera, se produce más desgaste en las ruedas frontales que en las traseras.

Sucede que las ruedas delanteras ejercen la fuerza de tracción que maneja la dirección, la transmisión de potencia y la gran mayoría de maniobras de frenado.

También las ruedas delanteras se desgastan más rápido que las traseras, por la fricción al doblar, acelerar y frenar continuamente.

Para los carros de tracción trasera o de las cuatro ruedas, el desgaste excesivo se produce en las ruedas traseras o en las cuatro ruedas por igual.

En este caso el deterioro es más equilibrado dado que las ruedas mencionadas comparten la carga de la tracción todas al mismo tiempo.

 

Te esperamos en Autolub para realizar el cambio de llantas para optimizar la seguridad de tu carro. Conocé nuestro servicio de rotación o cambio de llantas, así como el de alineación y balanceo. Ponemos a punto el inflado de las llantas para prevenir el desgaste, aumentar su vida útil y obtener una conducción óptima. Además, reparamos o reemplazamos las piezas necesarias para una gestión completa. Recordá que somos especialistas en mantenimiento preventivo. ¡Reservá tu cita ahora!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario